GEOLOGIA DE LAS MINAS DE RODOCROSITA - DISTRITO CAPILLITAS


El distrito minero de Capillitas, es un depósito epitermal ubicado en la ladera norte de la sierra de Capillitas, departamento de Andalgalá, Provincia de Catamarca, República Argentina, (27º27’S, 66º30’O), por encima de los 3000 m.s.n.m..

Geológicamente es parte de las Sierras Pampeanas, extensión que abarca un sector de las provincias de Córdoba, San Luis, San Juan, La Rioja, Catamarca y Tucumán, cuya característica es la estructura de bloques limitados por fallas, con una pendiente suave al este y abrupta al oeste.

La sierra de Capillitas está formada casi totalmente por granito, que en un momento de su historia geológica fue fracturado, permitiendo así la salida al exterior de productos volcánicos ácidos, es decir con más del 55% en sílice, dacitas y tobas (cenizas volcánicas litificadas) en igual composición, que abarcan un área extensa alrededor del centro efusivo.

El depósito ha sido explotado por oro en forma discontinua desde épocas precolombinas. En la centuria antepasada se hicieron trabajos en la zona de oxidación, intentando, en el siglo pasado, la extracción de cobre, que se abandonó por problemas metalúrgicos.

Desde el punto de vista metalogénico, Capillitas pertenece a un importante grupo de depósitos de Cu - Au - Mo (Ag - Pb - Zn), relacionado con la evolución del intraarco magmàtico mioceno-reciente de los Andes Centrales.

La mineralogía de Capillitas contiene más de 120 especies minerales, pero durante los últimos 50 años, la explotación ha estado casi totalmente restringida a la extracción de RODOCROSITA, que es el principal mineral de ganga del yacimiento y es el motivo por el cual este depósito es conocido a nivel internacional.

Es importante tener en cuenta estos dos factores: la fracturación y el vulcanismo, producido hace unos veinte millones de años, ya que a ellos se vincula la mineralizaciòn de Capillitas y otras zonas cercanas portadoras de cobre, oro y manganeso.

El yacimiento se ubica en una chimenea volcánica de 1500 m de longitud, compuesta por las rocas mencionadas.

Son varias las vetas que han sido reconocidas por distintas labores y ò sondeos, siendo las más famosas históricamente la Restauradora, Capillitas y Ortiz.

Las vetas se agrupan en dos sistemas principales, uno de rumbo ENE-OSO (minas La Grande, Rosario, Argentina) y otro ONO-ESE (Restauradora, Carmelitas, Ortìz) y están compuestas por cuerpos lentiformes de unos centímetros de ancho (50 a 90) por cientos de metros de longitud (100 a 600). Estas vetas, que han sido reconocidas hasta 300 metros de profundidad, se ubican atravesando tanto el granito como las rocas volcánicas.

La RODOCROSITA se presenta masiva, bandeada, en drusas (veta Rosario) o en brechas, donde el mineral se encuentra cementando trozos de sulfuros.

La mineralizaciòn no es uniforme debido a que se produjo como consecuencia de distintas pulsaciones de fluidos en condiciones variables de presión y temperatura.

El origen del yacimiento es hidrotermal, es decir que está formado a partir de una solución acuosa rica en metales, proveniente de un cuerpo intrusivo en consolidación. A medida que dicha solución se alejaba del cuerpo intrusivo fue perdiendo calor y depositando minerales. De este modo, según las temperaturas de formación sean altas, medias o bajas, los depósitos serán hipotermales, mesotermales o epitermales, respectivamente.

Del análisis mineralógico se deduce que el yacimiento es de origen epitermal, con temperaturas menores de 100ºC y que sufrió un rápido enfriamiento evidenciado por la textura de los sulfuros.

Es interesante conocer cómo se han formado las vetas que alojan a la RODOCROSITA y a los sulfuros. En este caso el mecanismo se puede resumir de la siguiente manera:

1 - Las rocas de caja (granito, riolita) fueron alteradas por soluciones hidrotermales que las piritizaron.

2 - Se produce él deposito de sulfuros: pirita, calcopirita, enargita, galena, esfalerita y tetraedrita en brechas de cuarzo, de textura porosa y grano fino.

3 - Las grietas que alojan los sulfuros se vuelven a abrir, penetrando nuevas soluciones que depositan calcopirita, galena, wurzita, marcasita, pirita y esfalerita.

4 - A continuación precipitan los carbonatos, primero RODOCROSITA y al final capillitita, con la incorporación de hierro y zinc.

En el caso del material bandeado, cada banda representa distintas condiciones de pH y composición de las soluciones. En algunos casos la RODOCROSITA fue afectada por movimientos que la fracturaron y dieron lugar a la formación de brechas.
.